De rinocerontes y unicornios

Un rinoceronte africano pasta tranquilamente en el Zoo de Madrid Un rinoceronte blanco pasta en el Zoo de Madrid

A principios del año 1515, un rinoceronte indio llegó al puerto de Lisboa. Al verlo, un mercader moravo envió una carta a alguien en Nüremberg con una detallada descripción del animal. Una segunda carta, enviada por un desconocido, contenía un dibujo del rinoceronte. Al parecer, la primera carta se perdió. De la segunda, una copia llegó, no sé cómo, hasta Italia. Inspirado tanto en la segunda carta como en las descripciones de Plinio, Alberto Durero realizó dos dibujos en tinta y del segundo se hizo un grabado que, pese a ser anatómicamente inexacto, gozó de gran popularidad en la época.

Rinoceronte de Durero El rinoceronte, según Alberto Durero

La palabra rinoceronte viene del griego: ρινός y κερος. Cuando hace miles de años alguien viera por primera vez un rinoceronte, al describirlo a alguien sin las palabras adecuadas, podría haber dicho que era un enorme toro de piedra con un solo cuerno; o tal vez una vaca con una gruesa armadura de piedra; o quizás, al verlo correr veloz e imparable en una de sus cargas, diría que se trataba de una especie de caballo poderoso con un cuerno entre sus ojos. Este podría haber sido ser el origen del unicornio: las tropas de Alejandro Magno, al llegar a la región del Indo, encuentran a este animal y sus relatos sacralizan al rinoceronte indio convirtiéndolo en un unicornio.

Hay aspectos del rinoceronte que pueden parecer confusos. El rinoceronte blanco es en realidad gris. El rinoceronte negro tiene un color muy parecido al rinoceronte blanco. Hay rinocerontes que no tienen su característico cuerno porque el hombre se lo ha amputado.

Tal vez conocimos a los rinocerontes desde siempre: hace diez mil años que se extinguió el unicornio siberiano, un musculoso rinoceronte adaptado al frío, aunque demasiado selecto en su alimentación como para sobrevivir a las fluctuaciones meteorológicas.

Unicornio siberiano Unicornio siberiano

Mitad animal, mitad mito, el cuerno de unicornio se utiliza en la fabricación de dagas rituales y se pulveriza para su uso en la hechicería tradicional asiática. Igual que el viejo unicornio siberiano, todas las especies de rinoceronte están en diferentes grados de riesgo de extinción.

G.G.Q.
Madrid, 5 de junio de 2022