Nota a la orilla del mar

La orilla del mar en la playa de Salobreña, Granada La orilla del mar en la playa de Salobreña, Granada

Cómo no pensar en aquel precioso texto de Max Aub, Yo vivo, en esa vida idealizada y contada al detalle. La playa de la ficción poética de Max Aub parecía la verdadera, una vida más allá de la vida.

Quién sabe.

Como en aquella anécdota que contaban sobre San Agustín, Óliver acarrea cubos de agua pretendiendo llenar un pequeño agujero que ha cavado en el que en realidad no cabe nada. Confieso que no sé si el mar llena los huecos que deja la tierra o si es el continente el que emerge casi náufrago de entre las aguas.

Entre tanto pensamiento y tanta literatura asoman algunas verdades indestructibles, me lo ha dicho Óliver con la sonrisa imborrable de quien pasa su primeros días memorables en el mar: —El agua —me dice— está fresquita.

G.G.Q.
Salobreña, 4 de agosto de 2021